NOTICIAS DE LA MESA DE REDACCIÓN JUVENIL RMFF 2016

ENTREVISTA CON JERÓNIMO RODRÍGUEZ

“Rastreador de estatuas”, del director y productor  Jerónimo Rodríguez, fue una de las películas latinoamericanas más destacadas del año pasado dentro del circuito de festivales. Tuvimos la oportunidad de platicar con el realizador sobre los elementos que hacen de este particular filme uno de los más interesantes de los últimos años. ­

¿Cómo concebiste la particular puesta en escena de este filme?

Fue producto del azar, de andar buscando algo y no encontrar nada. Mientras buscaba una estatua que me remontaba a un recuerdo personal, me di cuenta de que andaba a la deriva y perdido. De alguna manera ese modo de operar se fue apoderando de todo y se transformó en el lugar desde donde contar la película, un fluir bajo la libre asociación. Esto me permitió trabajar en múltiples capas.

­Tu película es sumamente plural de manera temática.  ¿Cómo fue la cohesión de todos los elementos que contiene Rastreador de estatuas?

La simultaneidad se fue dando de manera orgánica mientras filmaba y escribía. Es una película sobre caminar y pensar. También es un filme donde el protagonista se comporta como explorador. También se comporta como detective. Y como más encima hay muchos temas científicos e históricos detrás, también podía ser una película enciclopédica. Entonces traté de encontrar un dispositivo que permitiera la convivencia de estos múltiples géneros. Vino la idea de colocar un narrador que cuenta la vida de mi alter ego, para encontrar un contenedor en esta pluralidad de cosas que ocurren en el relato.

­Tu película aborda un tema particular para terminar siendo muy general, social, política. ¿Cómo trabajaste esta idea?

Mi forma de filmar es muy solitaria y eso tiene un impacto en lo que se cuenta. Es un modo de trabajar en la medida de lo posible, de aquello que está al alcance, a la vuelta de la esquina. En un principio eso te obliga a hablar desde una escala muy pequeña y particular. Pero esta búsqueda lentamente empieza a tener otras implicaciones principalmente porque el espectador se involucra. Además creo firmemente que una manera de subvertir las cosas en un mundo tan fragmentado es a través de los actos pequeños. ­

Has participado en el RMFF como productor, director y ahora como ponente. ¿Nos puedes platicar de estas experiencias?

Estoy muy agradecido con el festival. En su corta existencia logró instancias maravillosas como el Riviera Lab, un lugar que el año pasado le dio a un filme como el mío mucha visibilidad. Ese día que se mostró mi película en el Work in Progress estaba todo el mundo del circuito de festivales, cuidadosamente escogido por los organizadores. De ahí en adelante llegaron muchas invitaciones a la película, algo que habría sido de otra manera sin la ayuda del festival.

AUTOR DE LA NOTA
Pedro Emilio Segura Bernal
OCUPACIÓN: Distribuidor (La Ola) / Programador (CineClub Continental) / Crítico (Freelance)

Leave a Reply