NOTICIAS DE LA MESA DE REDACCIÓN JUVENIL RMFF 2016

Philippe Grandrieux, cine de vibraciones, violencia y repulsión

“La reflexión de Grandrieux pertenece a la modernidad del cuerpo – la modernidad de Sigmund Freud, Antonin Artaud, Gilles Deleuze y Michel Foucault, por nombrar a pocos – y por ende traslada de vuelta la necesidad antropológica de representar a un estado de inmanencia.” – Nicole Brenez

Philippe Grandrieux nace en Saint Étienne, Francia, en 1954 y estudia cine en el Institut National Supérieur des Arts du Spectacle de Bélgica. Desde que se graduó en 1980 su trabajo ha explorado diversas formas de lenguaje audiovisual: experimentación televisiva, video arte, ensayos fílmicos, documentales, piezas para museos, y largometrajes para cine. En 2012 y 2013 fue profesor invitado en la Universidad de Harvard y en 2015 completó su más reciente largometraje titulado “Malgré la nuit”, después de 7 años de haber realizado su anterior ficción.

Aunque ha sido influenciado directamente por cineastas como Stan Brakhage, Robert Bresson y Jean-Marie Straub, Grandrieux considera que la literatura y la filosofía han dejado en él y en su obra una marca mucho más notable, principalmente los escritos de Marco Aurelio, Baruch Spinoza y Gilles Deleuze. Su trabajo como cineasta ha sido reconocido a nivel mundial, exhibido y premiado en festivales de cine alrededor del mundo como el Festival de Locarno y el Festival de Venecia y en instituciones artísticas como el Tate Modern de Londres. Ha sido también minuciosamente estudiado por diversos académicos por los riesgos formales que toma, acercando el cine narrativo a terrenos más experimentales y sensoriales, cuyo eje ha sido siempre, la representación del cuerpo en el cine.

El trabajo de Grandrieux deconstruye las formas ya establecidas para la representación del deseo y la sensualidad en el cine y las transforma en “aventuras de la percepción” : en su obra, el cuerpo toma un papel principal y hasta absoluto. Lo que vemos y escuchamos, funcionan a partir de un cuerpo, siempre en movimiento, que Grandrieux resalta con singular maestría. En su cine hay un tratamiento del espacio en off único, un trabajo profundo sobre la rarificación del encuadre; la luz y el foco son fundamentales en su manejo de las imágenes, pues muchas veces sus sujetos son apenas perceptibles. Su trabajo con el sonido es igualmente provocativo: escaso diálogo y una amplificación significativa de los sonidos ambientales le dan a su cine una atmósfera sensorial que va mucho más allá de la pantalla.

Su cine es uno de vibraciones, violencia y repulsión. Ver una película de Grandrieux es una experiencia que sacude aún fuera de la sala de cine.

___________________________________________

“Imagina un ojo no gobernado por las leyes de perspectiva creadas por el hombre, un ojo sin prejuicios de lógica compositiva, un ojo que no responda a los nombres de las cosas sino que conozca cada objeto que encuentra en su vida a través de una aventura de la percepción.” – Stan Brakhage

AUTOR DE LA NOTA
Salvador Amores

Facebook: @salvador.amores
Twitter: @eseamores
Otros textos: https://arrebatocine.wordpress.com/

Leave a Reply